Luna llena bordada a mano con hilo blanco que brilla en la oscuridad. Está tamizada con hilo de carrete gris claro para dibujar sus manchas. Tiene, rodeándola, algunas de las estrellas que la acompañan en el firmamento.

La tela es de lino beige y está sujeta a un bastidor para poder colgarla en la pared con el propósito de que vele las noches del pequeño Bruno.

Medidas: 60 x 40 cm.

 

 

Mantel de lino blanco bordado a mano también en blanco y remate de ganchillo en perlé blanco. De diseño propio, tiene un cuadrado central dividido en cuadrados iguales en los que se incluyen cuadrados de distintos tamaños distribuidos aleatoriamente. El remate de ganchillo, que intenta reproducir pequeños cuadrados iguales, lleva vainica en la parte interior del mantel.

Medidas: 150 x 150 cm.